miércoles, 30 de junio de 2010

Ignición

Ignición

Basta que alguien me piense para ser un recuerdo.
-Oliverio Girondo, Comunión Plenaria.-


Para que me acaricie el sol las retinas,
Basta con ser un impulso incontenible,
Basta ser el viento que va a palpar todos los rostros,
Segunda piel de todos los tactos,
Gota que se quiebra en todas las hojas,
Y fibra íntima de todas las visiones.

La cara la tengo adherida al firmamento,
A las estrellas,
Nado en tus venas distantes,
Y me pregunto cuándo palpitan,
Todos los sonidos me llegan como ese palpitar,
Todos los rostros anónimos en las calles
Quieren dibujar tus rasgos….

Me expando como el agua,
Y me derramo como océano embravecido,
Sobre las avenidas vacías,
Desiertas como mi alma grisácea,
Como los firmamentos,
Como las entrañas de los Dioses.

La permanente ausencia me acompaña,
Me encuentro en cada mitología,
Si se rompe un cristal se fractura mi alma,
Voy encontrando mis rastros en el silencio.

Gerardo Cielorraso

2 comentarios:

Megara900 dijo...

Basta contemplar el universo solo, formar parte de uno, y de todo, abrazar la luz que es sombra o caricia para la retina, todo lo contiene un impulso, la razón insostenible que nos lleva a rompernos en cualquier naufragio.

Todos los rostros anónimos en las calles quieren dibujar tus rasgos, como si todos llevaran también el gran secreto del amor en sus labios, y quiseran con ello, celebrar la desesperanza o la fortuna de sabernos vencidos ante el más vago de los sentidos, hermosa imagen.

Eres tú en distintas voces, a veces poemas cóncavos, otros obtusos vas tomando la forma de cada escena, sin jamás pertenecer del todo a ella.

Me gusta la forma en que precisamente te has expandido a partir de aquella frase de Girondo, uno va contagiándose del arte del otros, quizá sea esa la más grande empidemia, como una pequeña goma, tomando la forma de la mano que lo toma, tu digital pertenencia, tu estigma. También la forma en que introduces silencioso el amor en tus poemas, casi como un recuerdo, me ha gustado mucho, no te diré que me recuerdas a nadie, porque me recuerdas a ti mismo :)

y por cierto, está muy padre tu nueva plantilla, un gran abrazo :)

Poeta del Caos dijo...

Ahora si ya entendí la pedrada pequeña Megara. Cuando te digo que te pareces a alguien no es en tono comparativo, es en tono de que reconozco en ti a una poetiza, porque los poetas nos hacemos señas en las eras y la originalidad radica en la autenticidad de esas señas. En la reminisencia ya decía León Felipe que todo poema es un plagio, o tan siquiera una metáfora de otro poema, que cuando se escribe en realidad se está haciendo una acción de vaso vascular, nuestros poemas siempre tienene reminisencias con otros poemas, siempre se interconectan, por la temática, las figuras que elegimos o el ritmo que les concedemos. Yo en este caso reconozco en mi el rostro de Oliverio Girondo y también quise tener mi Comunión Plenaria a su estilo.