sábado, 19 de junio de 2010

Nausicaa

Os amo

Óyeme, en la osadía de la luna
Oýeme, como el pupilo de un bizarro
Un pueril puente, son las distancias,
En el trance lúdico de la entraña...

Esta extraña razón carcome los asideros
De la avidez última, razón extraña,
De mantenernos lejos en UNO,
Sutil juego entreramado,
Me extasía.

Del espejo quede, eco,
Musita frente a otro,
Mi sombra de pasmo vaho
Alude, las artimañas del sueño.

Óyeme, en el arco-del-iris tristísimo,
Óyeme, como la opulencia del franco silencio
El temblor sonoro se fragmenta sin reminisencia
Ya no olvido,
Nos encontramos....

Os Amo...

Nausicaa

2 comentarios:

Megara900 dijo...

Hay lados de su poesía melancólicos, de abandono, y este me parece que tiene más que nunca un vigor surrealista, si me pusiera usted a escoger, no me decidiría nunca, precisamente esa contribución de ecos componen su estilo. Y por cierto, es genial esa forma verbal que ha usado usted en su poesía, me encanta jeje.

Un pueril puente, las distancias, el trance lúdico de la entraña

esta ha sido mi parte preferida, no si si por la imagen de los puentes, que a la vez abren el foco de todas las distancias, o nos unen o nos separan indeludiblemente, pero mientras, allí están escarbando y erigiendo nuestra lacónica poesía, mis aplausos Gerardo, y seguíd haciendo esto jeje!

Poeta del Caos dijo...

Nausicaa es otro de mis heterónimos, es la poesía que he alimentado a partir de las palabras de una hermosa mujer, que igual que mi mítico heterónimo, es hija del viento. Ella escribe su poesía sobrela vida, literalmente sobre de ella, camisas, mesas, servilletas, vasos, espejos sobre todo. Yo sólo he pensado en este poema a partir de esa escritura simple y lacónica que siempre me deja en algún rinconcito del cuarto antes de irse.
Las imágenes oníricas se deben a la misms presencia ensoñadora de aquella mujer. Cuando estoy con ella me es dificil creer que no me encuentre ya dentro de un sueño, y cuando vuelvo a la realidad tengo la imprensión de que la vida es una ilusión causada por su ausencia.